NOTICIAS

Seis mágicos lagos que hay que conocer durante un viaje a Italia

El encanto italiano se respira mejor fuera de los grandes puntos turísticos. Lejos de las ciudades, distintos cuerpos de agua invitan a disfrutar de sus orillas, desde las preferidas del jet set internacional hasta el más grande del país.

24 de abril 2018

Italia es uno de los países más visitados del mundo, y no cuesta entender el porqué. Ciudades como Roma, Florencia, Milán o Venecia, paraísos terrenales como la Costa Amalfitana, y pueblos mágicos que transmiten el verdadero espíritu italiano son tan sólo algunos de sus atractivos. Pero los lagos son una parte fundamental de ciertas comunidades y regiones. Más de 1500 se reparten en todo su territorio. Cuáles son algunos de los más espectaculares para conocer.

Lago de Garda

El lago de Garda se ubica a medio camino de Verona y Brescia, Milán y Venecia, en el norte de Italia. Con 370 km², es el lago más grande de este país, y el 7 por ciento de los visitantes que llega a Italia llega para conocerlo. Imperdible un paseo en teleférico hasta Monte Baldo para apreciar la inmensidad de este lago. También vale la pena visitar Isola del Garda, lugar en el que San Francisco de Asís fundo un monasterio en el siglo XIII.

Lago Mayor

Este lago alpino glaciar del norte de Italia y Suiza es el segundo más grande luego del Garda, con 212 km². Los atractivos son varios, entre los que se destacan los fantásticos y exóticos jardines de las islas Barromeas, Brissago y Santa Caterina del Sasso, y el Palazzo Borromeo, de arquitectura barroca, que hospedó a Napoleón y su mujer en 1797. Además, el lago Mayor es visitado por fanáticos de la literatura, debido a su aparición en Adiós a las armas de Ernest Hemingway.

Lago di Como

El lugar preferido del mundo de George Clooney (que llegó a ser el dueño de una villa), Lago di Como es uno de los lugares más arrebatadores de toda Italia. Uno de los destinos preferidos del jet set internacional, aquí abundan los hoteles de lujo. Más allá de que ofrece paisajes pintorescos y dramáticos en cada rincón, en el Faro Voltiano se puede observar Suiza.

Lago Idro

El lago Idro es otro lago glacial entre Brescia y Trento. Es un lugar tranquilo y relajante, en especial porque está prohibido el uso de embarcaciones con motores que superen los 10 caballos de fuerza. Los pueblos principales que se erigen a su alrededor son Bagolino, Bondone e Idro. Imperdible una visita a Rocca d'Anfo, a un complejo militar fortificado construido por la República de Venecia en el siglo XV.

Lago de Bracciano

Al noroeste de Roma, el lago de Bracciano se originó gracias a actividad volcánica ocurrida miles de años atrás. Hoy es uno de los lagos más limpios de todo el país, especialmente debido a que es el reservorio de agua potable de Roma y cuenta con un monitoreo constante. Castello Orsini-Odescalchi es un must durante un recorrido por esta zona, ya que es considerado el castillo mejor preservado de italia.

Lago Trasimeno

Trasimeno se encuentra en Umbria, al límite de la Toscana. Es el lugar preferido de los amantes de la naturaleza y de la gastronomía debido a sus viñedos, bosques y frutos de mar abundantes. Se recomienda visitar la isla de Polvese, que está inhabitada y funciona como parque público.

Fuente: www.infobae.com

Compartir en Redes Sociales